Opocalipsis para largo

publicado en: Entrevistas | 1

Cuadrar agendas con quien está opositando es arduamente complicado (más aun cuando no estás dentro del círculo de amistades/familiar del susodicho, pues hay cola de espera). Este es el motivo por el que no han habido las presentaciones que nos hubiera gustado, tampoco han sido muchas más las librerías que han tenido la suerte de contar con algún ejemplar de Opocalipsis en sus estanterías. A pesar de ello, desde su publicación no han pasado más de dos días seguidos sin que caiga algún pedido de Opocalipsis y muchos son los que han repetido con el segundo tomo, lo cual nos hace sentir dichosos (¡gracias!).

Tras poco más de año y medio de sacar el primer recopilatorio opocalíptico la segunda edición de Opocalipsis está a punto de agotarse, por este motivo (y aprovechando que está de vacaciones) charlamos con su autora, Jijo Limón.

 

 

Hola Jijo ¿qué tal todo?

Hola. Bien. Siempre bien.

 

Sabes que están a punto de agotarse los ejemplares de la segunda tirada de Opocalipsis y quedan pocos del Opocalipsis 2 ¿qué te parece?

Surrealismo en estado puro. Es muy satisfactorio ver que un proyecto como Opocalipsis, que lleva tanto de mí, guste al público. Intento no pensarlo mucho. Me da un poco de vértigo.

 

¿No te lo esperabas entonces? En redes tienes un feedback muy bueno.

Para nada. Reconozco que es un estilo muy particular, tanto de ver el mundo como de plasmarlo. Supongo que es un claro ejemplo de que hay que lanzarse a la piscina, de vez en cuando, sin saber si hay agua o no.

 

No hay mucho camino recorrido en viñetas sobre el tema ¿por qué te lanzaste a la piscina con las oposiciones?

La bombilla se me iluminó un día en el centro de estudios. Siempre me han gustado la ilustración y las tiras cómicas. Miré a mi alrededor y pensé “¡Qué raros somos, por favor!”. Cada día pasaba algo que era susceptible de ser dibujado. Ese verano, tras las oposiciones, no sabía qué hacer con tanto tiempo libre. Compré unas cartulinas, un rotulador negro… y lo demás es historia.

 

 

Una historia que va camino de cumplir 3 años con una viñeta diaria… ¿le queda algo por rascar al tema?

Puede que sí, puede que no… no puedo responderte a eso. Hay tantas situaciones y reacciones como personas que opositan. En principio no le he puesto una fecha de caducidad. Cuando acabe, se acabó.

 

¿En qué medida la caducidad del Opocalipsis depende de tu situación opositora?

Posiblemente más de lo que soy consciente. Me gusta pensar que existirá Opocalipsis mientras existan opositores que motivar o con los que reír. Sin embargo, es innegable que mi vida se cuela por cada viñeta un poco. Si saco mi propia experiencia de la ecuación, no sé que podrá salir. Por suerte o desgracia, las oposiciones en Educación son carreras de larga distancia.

 

Es cierto que es una carrera de fondo, pero también se te percibe en plena forma…

¡Ya podía! Una buena amiga y compañera equiparó la oposición a un tsunami, porque hay veces que es necesario dejarse llevar. Así podemos decir que estoy en plena forma de una boya.

 

Aguantar un tsunami es casi heroico.

Cierto. Sobrevivir a una oposición con todos los tornillos en su sitio tampoco se queda corto.

 

¿Podemos decir pues que hay material para un Opocalipsis 3?

Podríamos decirlo. Aunque eso no depende de mí (guiño).

 

Todavía no hemos hablado de eso pero lo lógico sería un tercer tomo. En Foster somos de pensar que no puede haber 2 sin 3… ¿te gustan las trilogías? Jaja

Por qué no ¡Adelante!

Ya casi tenemos la exclusiva y todo… ¿te escriben con frecuencia tus seguidores más incondicionales?

La verdad es que sí. Intento leer y responder a todos. Mis mensajes favoritos son cuando escriben para contarme que han sacado la plaza. Que alguien quiera compartir un momento tan feliz conmigo lo hace muy especial, y ponen un poco de luz al final del túnel.

 

¿Y una vez que aprueban permanecen o se desentienden de las viñetas?

Pues no lo sé. Entiendo que tras aprobar algunos quieran desconectar de este mundillo. Otros podrán seguir viéndolas con añoranza y satisfacción de hacerlo conseguido.

 

¿Y los haters?

Debo de ser una de las pocas personas que no reciben ese tipo de mensajes. Me siento afortunada y orgullosa de la comunidad que hemos formado en redes.

 

¿Ninguna crítica en alguna web o foros de opositores?

Nunca me ha dado por buscar. Creo que hay muchas alternativas y opciones en la red. Si a alguien no le gusta o siente que vaya con lo suyo, es tan fácil como no mirar.

 

Nos has echado un cable difundiendo la convocatoria para un libro de relatos sobre oposiciones que editaremos en breve ¿qué te ha parecido la idea?

Es una iniciativa estupenda. Está claro que muchos pasamos por lo mismo aunque vivamos oposiciones diferentes. Escribir y leer sobre ello pueden, no sólo ayudar a tomar perspectiva, sino a no sentirse tan solo en la lucha.

 

¿Sigues lo que escriben otros opositores?

Por supuesto. Hay gente maravillosa y súper motivadora. No puede haber compañeros mejores.

 

¿Alguna recomendación?

Claro @demayorquieroserfuncionario, @locopiropo o @jmopositorapn son parte de mi motivación diaria en Instagram.

 

Sueles compartir música ¿también es una fuente de motivación?

Totalmente. Si un día no escucho música me desintegraría en el acto. Tengo listas de canciones para todo. Una miscelánea total. Como se ve mi falta de cordura es bastante evidente.

 

Para terminar, recomiéndanos un tema que nos ayude a desconectar del estudio…

“If I ever feel better” de Phoenix, sin duda.

 

 

 Opocalipsis y Opocalipsis 2 siguen estando disponibles (todavía) en pack o por separado en nuestra tienda.

Una respuesta

  1. […] titulamos en una entrada del blog publicada hace unos meses, con una entrevista a Jijo, hay Opocalipsis para rato. Sirva esta […]

Dejar una opinión